09/07/2020

Un Plan contra la violencia machista construido colectivamente

La “feministra” Elizabeth Gómez Alcorta fue entrevistada por medios populares ante quienes detalló el Plan Nacional de Acción contra las violencias por motivos de género presentado junto al Presidente días atrás.


Elizabeth Gómez ALcorta sobre la Interrupcion Voluntaria del Embarazo [Descargar]

Elizabeth Gómez ALcorta sobre la línea 144 [Descargar]

Elizabeth Gómez ALcorta sobre la alianza necesaria con los medio populares [Descargar]

Elizabeth Gómez ALcorta sobre el presupuesto previsto para garantizar el Plan [Descargar]

Elizabeth Gómez ALcorta sobre el proceso participativo que construyó el Plan [Descargar]

Eli (como quiere que la llamen) habló del proceso participativo en la construcción del Plan que por Ley debe existir y que el anterior había vencido el 31 de diciembre de 2019. Participaron más de 3.500 personas en los 9 foros que se hicieron divididos regionalmente en todo el país, fue una sorpresa porque cada una tenía que garantizarse el viático hasta el encuentro, no había presupuesto. Además llegaron más de 1600 propuestas concretas via correo electrónico.

 


Respecto al presupuesto previsto en el plan, aseguró que se trata de un “presupuesto inédito” y que sale del Tesoro Nacional en su mayoría y luego está previsto financiamiento externo. El que tiene mayor previsión presupuestaria es el del programa Acompañar que implica 6 meses de transferencias de dinero (via ANSES) para las víctimas en violencia de género. “Es un presupuesto 24 veces mayor que el del plan anterior (que además no se ejecutó)”.

 


“Sabemos que hay que fortalecer los servicios de salud sexual y reproductiva y en particular en atención a la interrupción legal del embarazo, ahí hay un derecho y hay que trabajar mucho para la difusión de ese derecho para que se conozca sobretodo en los lugares donde se obstaculiza”. “Está previsto trabajar con los servicios que no obstaculizan y esas son las redes que todas nosotras conocemos”. También habló de los embarazos de niñas que siempre o en su mayoría de veces son delitos, aseguró que también ese es un eje a trabajar.

 

 

 

Respecto a la linea 144, explicó que es nacional pero tiene 3 sedes de 3 jurisdicciones distintas, CABA, La Plata y el resto del país que es la que está bajo la órbita del Ministerio Nacional. Denunció que los últimos años el programa fue muy vapuleado. Nos encontramos con un equipo excelente. En el marco de la pandemia el trabajo de la línea 144 aumentó muchísimo por lo que se incorporaron 30 personas más, un equipo de psicólogas para supervisar casos, se realizó un cambio de fibra óptica, se incorporó la posibilidad de conocer la historia de la persona que llama si llamó antes para no tener que revictimizar a quien llama. Hoy el 25% de las consultas llega por whatsapp y eso permite a una persona que esté con el agresor hacer la consulta si que la escuche. De cara a lo que falta dijo que “queremos que esta línea se conozca en todo el país porque sabemos que hay lugares donde no se conoce, también la línea tiene déficit de accesibilidad para personas con dificultad de habla o de escucha, incluso para los pueblos originarios”.

 

 

 

Para la pelea contra la violencia simbólica caracterizó como muy importante la alianza con los medios populares para romper con los estereotipos de los medios hegemónicos. También habló de trabajar las brechas de género que también hay en los medios. “Sabemos que la presencia de mujeres no asegura la mirada feminista pero estamos seguras que la ausencia no la aumenta” eso lo estamos trabajando con el INADI, en ENACOM y con el observatorio de medios del Ministerio.

 

 

 

La entrevista fue realizada por 8 periodistas de medios populares (incluido Radio Sur) que compartieron en vivo por una plataforma virtual y a su vez fue emitida en vivo por Barricada Tv donde también llegaban preguntas de otros medios y periodistas que estaban conectadas.

 


PROGRAMA: Radio Sur VIVE

NOTICIAS RELACIONADAS

15/07/2020 | Noticias

“Un orgullo cuervo“


07/07/2020 | Noticias

Caso de violencia de género llega a la CEDAW