19/02/2021

Represores fueron condenados por delitos de lesa humanidad ocurridos en la ex ESMA

El proceso judicial fue el cuarto de la denominada Megacausa ESMA, iniciada en 2007, en donde se investigan las violaciones a los derechos humanos a 816 personas en el ex centro clandestino de detención


Alegato de defensa del represor Carlos 'El salteño' Carrillo [Descargar]

Sentencia al ex agente de policia Raul 'El tiburon' Cabral [Descargar]

El Tribunal Oral Federal Numero 5 de la Ciudad de Buenos Aires condeno a ocho integrantes de Grupos de Tareas de la Escuela Mecánica de la Armada por crímenes y vejaciones cometidas en el ex centro clandestino de detención durante la última dictadura cívica militar del país

Respecto al proceso judicial anterior, cuya sentencia fue efectuada en diciembre de 2017, se añadieron 23 nuevas víctimas del accionar estatal durante la dictadura.

El tribunal considero responsables a los procesados por delitos de privación ilegal de la libertad, homicidio, uso de tormentos para la obtención de información y violación a los derechos de Identidad, rechazando los planteos de amnistía y de nulidad del caso propuesto por la defensa de los represores.

Antes del veredicto, el ex suboficial, Néstor Carrillo, alias “El Salteño”, consideró que su procesamiento era inválido y negó su participación en los hechos en los cuales está procesado  

Tres represores fueron sentenciados a cadena perpetua, otros cuatro condenados a 15 años de prisión y uno con una pena de 6 años de cárcel

En el juicio, uno de los procesados, el ex contraalmirante, Carlos Ferrari, quien actuaba bajo el seudónimo “El salteño", logro ser apartado de la causa, luego de recusar a dos de los jueces de ser partícipes de un juicio anterior en su contra y siendo convalidado por la Cámara de Casación Federal Penal.

 

Fuente: H.I.J.O.S


PROGRAMA: Panorama Sur

NOTICIAS RELACIONADAS

14/05/2021 | Noticias

En La Pampa se debate una nueva Ley de Seguridad Pública y Ciudadana


13/05/2021 | Noticias

Avanza el juicio por el caso de gatillo fácil de Cristopher Rego